Este Día Mundial de la Tierra te contamos todo de la estrategia de sostenibilidad de Ayrton.

Día Mundial de la Tierra: sostenibilidad en la iluminación profesional

La crisis climática protagoniza este Día Mundial de la Tierra y en el mundo de la iluminación profesional aún hay mucho que hacer para seguir posibilitando la transición tecnológica de los espacios escénicos a las luminarias LED. La marca francesa Ayrton, distribuida en exclusiva por Stonex en España, lidera esta iniciativa de renovación de equipos y busca reducir el impacto medioambiental desde en la fabricación, pasando por la distribución y el resultado final de sus aparatos LED.

En los últimos años hemos experimentado catástrofes naturales que nos dan la pista sobre la crisis medioambiental actual y la necesidad de tomar medidas contundentes que reduzcan la huella ecológica de nuestras industrias y de la sociedad de consumo. Cuando hablamos de iluminación profesional, Ayrton es uno de los principales referentes en el desarrollo y aplicación de la tecnología LED de bajo consumo eléctrico y sus sistemas de producción de luminarias están en constante innovación para ser más sostenibles.

Las luminarias de Ayrton son un referente de sostenibilidad en la iluminación profesional.

Las 6 claves de Ayrton para cuidar el medioambiente en el Día Mundial de la Tierra

Desde su fundación en 2001, la marca francesa solo ha desarrollado productos LED en una apuesta firme por la energía del futuro: limpia, eficiente y duradera. Mucho antes de que la industria valorase la sostenibilidad, Ayrton ya había incorporado esta máxima a nivel organizacional, por eso no sorprende que en 2022 la consultora independiente Aviaco haya realizado una auditoría de emisiones de carbono sobre toda su cadena de valor. A raíz de ello, Ayrton ha identificado los puntos críticos y los objetivos de mejora para reducir sus emisiones en 2022, que publicamos en el Día Mundial de la Tierra:

1) Utilizar materiales de bajo impacto ecológico

Las luminarias tradicionales contienen muchos materiales peligrosos para el medioambiente como el mercurio, el sodio o los haluros metálicos (bromo, yodo…). En cambio, las lámparas de LED contienen menos componentes tóxicos y están en constante revisión para minimizar el impacto ambiental de sus materiales.

2) Apostar por la durabilidad del LED

La vida útil de los módulos de LED tiene una duración estimada de 50.000 horas, que equivalen a cinco años de funcionamiento continuo o diez años funcionando al 50%. Los equipos LED de Ayrton aplicados a la iluminación escénica están testados para alcanzar, siendo usados ocho horas al día los 365 días del año, el 70% de su producción inicial de luz a los 14 años, momento en el que se considerarían obsoletos.

Los LED son diferentes a las fuentes de iluminación del tungsteno ya que no se queman y dejan de funcionar como las anteriores, simplemente pasan a emitir niveles de salida de luz más bajos durante un largo período de tiempo, volviéndose menos brillantes.

3) Fabricar luminarias con menor pérdida de calor

Como los módulos LED de Ayrton producen menos calor que una lámpara incandescente, todos los componentes circundantes sufren menor estrés térmico que los componentes de las luminarias de tungsteno. Esto supone una reducción de las averías producidas por el calor, lo que implica menos piezas de repuesto y mayor fiabilidad, y además reduce el tamaño del sistema de refrigeración y del consumo de energía.

4) Emitir cero radiaciones de luz UV

La iluminación LED no genera radiación ultravioleta, por lo que es muy adecuada para objetos y materiales sensibles a los rayos UV por ejemplo los que se encuentran en museos, galerías de arte, yacimientos arqueológicos, etc.

Luminarias LED diseñadas para ser eficientes y sostenibles.

5) Alimentar las luminarias con una fuente de energía eficiente

Ayrton apuesta desde su origen por la iluminación LED al ser la tecnología más eficiente en dos aspectos: la eficiencia del propio chip de LED, y la de este en combinación con el aparato que compone la luminaria. Debido a que son sensibles a los cambios térmicos y eléctricos, los LED deben integrarse cuidadosamente en los aparatos de iluminación.

La eficiencia de una luminaria mal diseñada, que utiliza incluso con los mejores chips de LED, serán solo una fracción de lo que sería si el dispositivo estuviera bien diseñado. Por eso, Ayrton se enfoca en utilizar los mejores líquidos refrigerantes para aprovechar todo el potencial del LED ultra eficiente y ofrecer la salida de luz más potente del mercado.

6) Reciclar cada producto cuando finaliza su vida útil

La marca francesa realiza una revisión exhaustiva de su ecosistema de componentes para cada producto y crea guías que permitan a los clientes reciclarlos cuando sea posible. Esta iniciativa comenzó durante la pandemia y tiene aún mucho camino por recorrer: en el tercer trimestre de 2022, Ayrton prevé clasificar piezas y proporcionar documentación sobre las mejores prácticas para el reciclaje.

Un packaging diseñado para generar menos residuos

El empaquetado del producto es un aspecto que requiere especial atención para equilibrar la protección del equipo con la sostenibilidad, ya que constituye la fuente principal de desecho inmediato una vez que el producto llega a su destino. Durante muchos años, Ayrton ha enviado sus productos en inserciones de poliespán moldeadas y reutilizables (se usan para cubrir los accesorios), que pueden insertarse en flycases sin protección adicional contra impactos.

Hasta finales de 2019, se enviaban bolsas de plástico de un solo uso para cubrir el dispositivo y otra para los accesorios junto con una almohadilla de espuma de un solo uso resistente a los impactos para proteger la base del accesorio y las esquinas. Sin embargo, desde 2020 todos los productos nuevos ya no se envían con embalajes de plástico de difícil reciclado sino con papel corrugado y una almohadilla reutilizable resistente a los impactos que proteja la base.

El sistema de packaging de Ayrton reduce la huella ecológica.

Esto se ha traducido en casi 100.000 artículos menos de plástico/espuma de un solo uso que dañen el medioambiente. Además, hemos trabajado con nuestra cadena de suministro en China para garantizar que todo el papel corrugado utilizado para hacer nuestras cajas (que es una mezcla de papel reciclado y nuevo) proceda de fuentes certificadas FSC y pueda reciclarse. El siguiente objetivo será reemplazar totalmente el plástico de la cinta de embalaje empleada para cerrar los envases de papel.

Envíos, almacenamiento y transporte de Ayrton hecho a la medida del Día Mundial de la Tierra

Junto con el embalaje principal, el método de preparación del envío en palets también juega un papel clave en la estrategia de sostenibilidad de Ayrton. Antes de 2021, el producto se enviaba desde la fábrica en palets de plástico -que aún se utilizan por las limitaciones en el uso de madera para envíos intercontinentales- que una vez realizado el envío se descartaban para almacenarse o enviarse los equipos en un segundo palet ya de madera o plástico, indistintamente.

De 2021 en adelante, los productos se han enviado utilizando un nuevo tipo tarima de plástico más robusta, que puede reutilizarse tanto para envío como para almacenamiento y no solo de los productos de Ayrton. A futuro, la marca planea sustituir el plástico por materiales biodegradables en la fábrica, como ya ocurre en la sede francesa.

El Día Mundial de la Tierra reivindicamos las estrategias de responsabilidad medioambiental de Ayrton.

También es clave la política de envío de la empresa, puesto que Ayrton utiliza una combinación de varios transportes con especial relevancia del ferroviario que supone el 87% del total para así reducir la cantidad de transporte aéreo super contaminante. Según su “Informe de emisiones de carbono 2021” el uso del tren evitó la emisión de 4.000 toneladas de CO2. Entre sus objetivos de 2022 está el continuar con esta estrategia de transporte ferroviario y marítimo muy por encima de la carga aérea, ya que es un área en la que conseguir un impacto directo.

En línea con los propósitos de Ayrton de reducir su huella ecológica también en el día a día de sus trabajadores, la empresa ha hecho importantes apuestas por la sostenibilidad en sus oficinas. Por ejemplo, eliminar el agua embotellada, refrescos y cafés en recipientes de plástico de un solo uso, implementar políticas de reciclaje estrictas y cambiar el suministro de energético de sus sedes a una tarifa renovable que proyecta ser del 100% a mediados de este año. Porque en el cuidado del medioambiente, cada gesto suma.

Ir arriba