Favricacion_LED_binning

Así se fabrica un LED. ¿Qué tener en cuenta?

Echamos un vistazo al proceso de fabricación del LED, sus componentes y la división en distintas tipologías de las que dependerá tanto la durabilidad como la calidad del color que emita durante su vida útil.

Todas las grandes producciones de cine y televisión llevan años apostando por la iluminación LED. La reducción de un 80% en consumo de energía y calor, su ‘comodidad’ en cuanto a la menor exigencia de cableado, accesorios y material auxiliar, además de su durabilidad en el tiempo, hacen que ésta nueva tecnología ofrezca resultados de gran calidad, estables y que van un paso por delante de la iluminación que hemos conocido hasta ahora. Más luz, menos vatios y menos calor a cambio de temperaturas de color regulables, refrigeración y en definitiva, un gran rendimiento.

Algunos secretos, obviedades y curiosidades sobre el componente central del futuro del sector iluminación.

  • Los LED se clasifican en diferentes categorías. Entendiendo cómo se fabrican comprendemos la importancia de esta clasificación.
  • Un LED es un diodo por el que la corriente puede pasar solamente en una dirección. Un diodo sólido se fabrica con la adición de varias capas de silicona, pero un diodo no emite luz por sí solo.
  • Los LED emiten luz debido a sus componentes: Indio, Galio y Nitrógeno, que mezclados juntos y gracias a la corriente, emiten luz azulada. Por su parte, al mezclar aluminio con Indio y Galio, conseguimos una luz rojiza.
  • Cuando mezclamos varios de estos componentes en las capas de diodos sólidos y darles electricidad, conseguimos que se iluminen.
  • Con diferentes mezclas de los componentes mencionados, se consiguen diferentes colores, pero no todos.
  • Para lograr esos colores más difíciles, se ha desarrollado LED de fósforo remoto en el que se utilizan mezclas de fósforo sobre luz azul para conseguir mayor calidad en la luz y ampliar el rango de colores y hacerlos más estables.
iluminacion_LED_concierto

La fabricación del LED: el proceso

Cuando se fabrica un LED, se colocan en capas los materiales necesarios en una oblea de entre 5cm y 20cm de diámetro que después de hornea. El resultado obtenido no es uniforme, y siempre hay diferencias entre unas y otras obleas. Estos procesos a menudo cambian con rapidez ya que la industria está continuamente investigando nuevas técnicas.

En el sector de la iluminación profesional la calidad del color es vital, por ello es necesario disponer de un sistema de fabricación que asegure la consistencia del color, independientemente del momento de fabricación.

Aquí entra en juego el tema de la clasificación. Después del horneado, cada emisor es puntuados en base a ciertas características de forma individual. Después, son separados y clasificados según los resultados de esta evaluación. Los criterios son, entre otros: el color y la intensidad.

fabricacion_LED_binning

La ilustración más arriba explica con claridad el concepto. En este caso, los LED azules pueden variar entre 460 y 480 nanómetros. Están divididos en 5 franjas de cinco nanómetros cada una. El fabricante comprará los emisores de una u otra franja, dependiendo de su interés y el uso que le vaya a dar.

De cualquier modo, la naturaleza orgánica de la fabricación/producción del LED hace que el rendimiento de estos no sea totalmente predecible. Esto significa que no todas las categorías o franjas estarán siempre disponibles.

Aprender a elegir correctamente

Las marcas con las que trabaja Stonex colaboran con vendedores que mantengan un amplio stock de emisores y tipologías, de manera que sus aparatos tengan una alta consistencia del color. Trabajar siempre para lograr chips de la mayor calidad es una máxima en los fabricantes premium de iluminación y una obligación con los artistas cuyo trabajo depende de lograr siempre el color perfecto.

Y ahora, ¿vas a fiarte de cualquiera?

Ir arriba